Historia

La Pensione La Calcina debe su nombre al almacén de los ‘caleros’ –vendedores de cal– que albergaban sus paredes en el lejano siglo XVII  y provocaba el frecuente pasaje de embarcaciones llenas de piedras y cal bajo el vecino puente, actualmente conocido precisamente como Ponte della Calcina (Puente de la calcina).

Con el paso del tiempo, el antiguo almacén se convirtió en vivienda, posada y, finalmente, pensión y reconocida actualmente entre los Locales Históricos de Italia, apreciada desde hace al menos un par de siglos por los viajeros de todo el mundo y por literatos como el francés André Suarés y John Ruskin, que la convirtió en su morada en la primavera de 1877. 

Citada en los escritos de Buisine y de otros artistas del siglo XX, la pensión y su café, que se asoman al Canal de la isla de la Giudecca, han atraído a este rincón de Venecia a poetas y escritores como el istriano Bortolo Giannelli, Giuseppe Berto y Francesco Maria Piave, conocido libretista de las óperas de Giuseppe Verdi.

El café, con su hermosa terraza sobre el agua, es llamado hoy en día Caffè La Piscina, en memoria del establecimiento de baños Piscina Passoni, que hasta los años 60 fue un lugar dedicado al deporte –waterpolo y natación– y un punto de encuentro para tantos venecianos deseosos de distracciones sobre la orilla del Zattere

Miembro de

  • nozio

Síganos también en:

PENSIONE LA CALCINA • Dorsoduro 780 - Zattere - 30123 Venezia, ItaliaTel. 0039.041.5206466 - Fax 0039.041.5227045 • Nº IVA 04178250272 • info@lacalcina.com